Ingredientes

Para la masa:
250 g Farina
15 g levadura
125 ml leche
80 g mantequilla
50 g azúcar
2 huevos
1 paquete de azúcar de vainilla
1 cda. de ron
cáscara de un limón sin cera
sal
para el almíbar:
250 ml agua
125 g azúcar
50 ml ron
Para el glaseado:
100 g azúcar glasé
1 cda. de agua tibia
1 cda. de zumo de limón

Preparación

  • Disolver la levadura en la leche tibia, añadir un poco de azúcar y mezclar con algo de harina hasta conseguir una masa pegajosa (espuma o masa previa). Espolvorear la espuma con harina y dejar reposar a 35-40 °C.
  • Batir la mantequilla con el resto del azúcar hasta lograr una mezcla espumosa e incorporar los huevos batidos mezclando, poco a poco (masa de mantequilla batida).
  • Amasar la espuma, la masa de mantequilla batida y el resto de los ingredientes (harina, aromatizantes) hasta conseguir una masa lisa y espesa.
  • Espolvorear con harina ligeramente y dejar reposar nuevamente a 35-40 °C. Pasar un pincel con mantequilla cremosa en el molde del savarín y espolvorear con harina.
  • Cuando la masa ha crecido, batir, rellenar el molde con la manga pastelera (3/4 de su altura) y dejar reposar nuevamente. Hornear durante unos 30 minutos en el horno precalentado a 180 °C.
  • Sacar del molde y dejar enfriar. Para el glaseado, mezclar con una batidora el azúcar en polvo con el agua y el zumo de limón, hasta obtener una masa fluida y fácil de esparcir.
  • Añadir el líquido poco a poco. Empapar el savarín en almíbar con ron, servir y antes de llevar a la mesa, decorar con el glaseado.