Propósitos de Año Nuevo: Vida sana y sin gluten

Propósitos de Año Nuevo: Vida sana y sin gluten

Buenas intenciones para un nuevo año más sano y sin gluten.

Con la entrada del nuevo año nos deseamos salud y muchas cosas buenas. Pero durante el invierno tenemos contundentes comilonas y especialmente en Navidad con los polvorones, el Roscón de Reyes o los canapés. ¿Te has propuesto volver a una dieta más sana a principios de año? ¡Te damos consejos para que tu dieta sin gluten sea más saludable!

Una opción para poner en práctica tu propósito sin renunciar al sabor es un plan detox, que estimule el metabolismo. A continuación te ofrecemos más consejos fáciles de poner en práctica y de mantener.

Aprender a querer los alimentos sin gluten

Article200230_Kartoffel Herz Erde.jpg

Avanza de forma consciente hacia delante: en vez de lamentar no poder comer dulces con gluten, concéntrate mejor en todo aquello que puedes comer sin límites. Descubre la variedad sin gluten y te quedarás sorprendido al descubrir todas las opciones que no contienen gluten.

En nuestra gama de productos y en nuestro mundo de recetas  encontrarás muchas ideas interesantes. Echa un vistazo a la lista de los alimentos permitidos y los prohibidos y concéntrate en la parte «verde». Es necesario tener paciencia, pero no te rindas y con el tiempo terminarás acostumbrándote a tu nueva forma de vida sin gluten.

Inventario de alimentos en la cocina y la despensa

El año nuevo es un buen momento para poner orden. Revisa los armarios y deshazte de todos los alimentos que hayan caducado. Aunque muchos de los productos sin gluten tienen una fecha de consumo preferente larga, de vez en cuando deberías revisar qué tienes aún almacenado y qué productos caducarán pronto. Así los podrás consumir a tiempo antes de que sus nutrientes terminen en la basura.

Más variedad en el plato

En las estaciones más frías es más probable que no consumamos suficientes vitaminas y minerales. Este tipo de deficiencias no solo nos hacen estar más cansados, sino también más susceptibles de padecer enfermedades secundarias. Si tu alimentación es variada siguiendo la pirámide de alimentación sin gluten y consumes a diario verduras y frutas coloridas que no contienen gluten de por sí, podrás evitar una carencia de vitaminas y minerales a largo plazo.

Probar recetas nuevas

Article200230_Kuerbis-Zucchini Puffer.jpg

Las personas somos gente de costumbres, sobre todo en lo que respecta a la comida. A quien no le gusta cocinar termina comiendo siempre lo mismo en lugar de probar algo nuevo. ¡Rompe tu rutina gastronómica y prueba recetas nuevas! Al principio tal vez solo una vez a la semana o una vez al mes. En nuestra sección de recetas tienes un montón de sugerencias para inspirarte. Aunque al principio te suponga un reto crear nuevos platos, con el tiempo te darás cuenta de que cuantas más recetas pruebes, más te gustará. Gracias a esto tendrás mucha más variedad en tus comidas, tus dotes culinarias mejorarán y preparar platos sin gluten te resultará más fácil. Además, es muy entretenido hablar sobre cocinar y hacer repostería.

Salir al aire fresco

Article200230_shutterstock_705934396

Seas celiaco o no, hacer algo de deporte o ejercicio no solo estimula la digestión y el metabolismo, sino que también hace que te sientas mejor. ¡Pruébalo! Un breve paseo invernal al aire fresco tiene un efecto positivo sobre el cuerpo y la mente y aporta automáticamente buen humor en los días grises. Estas son algunas de las actividades perfectas para el invierno:

  • Caminar o pasear.
  • Correr.
  • Nadar.
  • Jugar a pádel.

Ampliar el círculo de amigos

Article200230_Freunde kochen zusammen Tisch.jpg

¿Te has planteado alguna vez crear un grupo con los celiacos o personas con otros trastornos relacionados con el gluten de tu alrededor? Puede ser un encuentro regular con otros que también viven sin gluten para compartir opiniones e ideas. En este tipo de círculos la conversación y la comida común suelen ser muy entretenidas. Todos saben cuál es el punto en común, nadie se siente solo y los temas son variados: además de cocinar y hornear, también se puede hablar de viajes, destinos, recomendaciones de libros. Esos días volverás a casa con gran cantidad de ideas en la mochila y, tal vez, incluso con nuevos amigos.