Ser celiaco en España, ¿existe diferencia respecto a otros países?

Ser celiaco en España, ¿existe diferencia respecto a otros países?

Consumir productos sin gluten afecta en mayor o menor medida al presupuesto familiar pero, exactamente, ¿cuánto cuesta ser celíaco? ¿Qué ayudas reciben los celíacos europeos?

Una familia con una persona celíaca entre sus miembros puede incrementar su gasto en alimentación en casi 100€ al mes sobre otra familia que no cuente con ningún celíaco. A esto hay que sumar que en algunas familias varios de sus integrantes son intolerantes al gluten por lo que el gasto se multiplicaría.

Ayudas económicas en la Unión Europea

Ser alemán, maltés, hombre o mujer puede suponer una gran diferencia a la hora de cobrar una prestación económica por celiaquía dentro de la Unión Europea. ¿Quieres saber en qué país te costaría menos hacer la compra libre de gluten?

  • Dinamarca: Los más espléndidos. Hasta los 18 años las personas celíacas perciben 40€ al mes. Una vez superada esta edad y hasta los 65 años, la ayuda es de 200€.
  • Finlandia: La ayuda es de 78,44€ mensuales hasta los 16 años, que desciende a 21€ después de esta edad.
  • Francia: La Seguridad Social otorga mensualmente 33,5€ a los niños y 45,73€ como máximo a los adultos. Necesitan para ello la justificación de las etiquetas de los productos sin gluten.
  • Suiza: Hasta los 20 años la Seguridad Social se hace cargo del coste de los alimentos sin gluten que consumen. A partir de esa edad, reciben una ayuda fija anual.
  • Holanda: Los holandeses tienen dos opciones. O bien piden una leve desgravación del IRPF o eligen una ayuda económica cada dos meses.
  • Malta: Ofrece a las personas celíacas la posibilidad de comprar productos por prescripción médica a través de los servicios de farmacia de los centros de salud. ¿Te imaginas hacer la compra del mes en la farmacia?
  • Reino Unido: La compra de los alimentos sin gluten se realiza por prescripción médica. Los productos son gratuitos hasta los 16 años y a partir de los 65. Entre los 16 y 65 años, hay que pagar un suplemento de 104 libras al año por todos los productos prescritos.
  • Italia: Perciben entre 45 y 94€ mensuales entre los seis meses y los 10 años. A partir de entonces la subvención es una cuestión de sexo. Los hombres reciben 140€ mensuales y las mujeres 90€.
  • Luxemburgo: La asociación de celíacos facilita un documento para solicitar la ayuda. Consiste en un reembolso de los gastos, previo pago de estos por las familias.

Ser celíaco en España no es tarea fácil

2134_Celiaco Espana.png

Analizando las ayudas a celíacos ofrecidas en el resto de Europa, vemos que en España aún queda mucho trabajo por hacer. La celiaquía todavía no está reconocida como se merece y quienes la padecen lo saben mejor que nadie.

En 2015 FACE se puso en contacto con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad mediante un escrito que pedía la adopción de medidas necesarias para que las personas celíacas recibieran algún tipo de ayuda. La petición quedó desestimada.

En nuestro país, tan sólo algunas provincias o comunidades autónomas ofrecen prestaciones en forma de lotes de productos libres de gluten a familias con celíacos, especialmente a las más desfavorecidas.

El Defensor del Pueblo ¡y de los celíacos!

En 2017 se presentó un informe realizado por el Defensor del Pueblo llamado “La situación de las personas con enfermedad celiaca en España”. 22 recomendaciones que buscan mejorar la vida de las personas celiacas.

Unos meses después, el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Maragón dió un paso más. Presentó el informe en la Comisión Mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo, Congreso y Senado.

2134_Celiaco Espana 2.png

Una de las principales demandas que se plantean son las deducciones fiscales de la cesta de la compra gluten free. Maragón busca solventar este problema y ha planteado al gobierno algunas soluciones. Lo propuesto es una deducción en la cuota diferencial del IRPF o un incremento del mínimo personal y familiar. Todo ello para compensar las necesidades económicas asociadas a la enfermedad celiaca.

Maragón declara que las Administraciones “no se entusiasman” cuando se les pide ayudas fiscales para las familias con miembros celiacos “pero hay que seguir empujando porque en algún momento llegaremos a tener éxito”.

Pero no es suficiente, ¡todavía queda mucho por hacer por los celiacos y personas con trastornos relacionados con el gluten!