¿Qué ingredientes utilizamos para elaborar pan sin gluten?

¿Qué ingredientes utilizamos para elaborar pan sin gluten?

Son muchos los avances que ha traído la investigación para los productos sin gluten. De hecho, en Schär la innovación es un pilar fundamental que nos lleva mejorar la calidad de nuestros productos continuamente. Y esto supone todo un reto, ya quela eliminación del gluten requiere de combinaciones de ingredientes que en ocasiones son muy desconocidas para el consumidor. Hoy analizamos los componentes más usados en los productos sin gluten, investigando a fondo un producto estrella. ¡El Pan de Molde Clásico de Schär!

¿Qué aporta el gluten a los alimentos?

Para adentrarnos en el universo de la composición de los productos sin gluten, primero es interesante recordar qué función cumple este ingrediente en los alimentos. Para panes, repostería, masas de pizza, hojaldre (y otros) suelen emplearse harinas con gluten. Esto se debe a que la glutenina y la gliadina, sustancias que contiene el gluten, proporcionan viscosidad, cohesión, elasticidad y retención de agua en las masas. Esto hace que las masas suban, los productos queden esponjosos y además conserven la humedad durante más tiempo.

¿Qué ocurre cuando eliminamos el gluten?

2096_Elaborar pan sin gluten.jpg

Eliminar el gluten de los productos implica tener que reemplazarlo por otros ingredientes que permitan que el producto sea lo más similar posible al producto convencional. Por lo tanto, para conseguir que los productos sin gluten sean atractivos y de calidad, es necesario recurrir no a uno, sino a varios ingredientes.  

¿Qué hay en el Pan de Molde Clásico?

Para hacernos una idea de los principales ingredientes que suelen utilizarse al elaborar productos sin gluten, analizaremos la etiqueta del Pan de Molde Clásico Schär. ¡Allá vamos!:

  • Masa madre: es una mezcla de agua y harina que mejora considerablemente la textura, sabor y valor nutricional del producto. La masa madre también es clave para alargar su conservación.
  • Aceite de girasol: la adición de grasas vegetales hace que la masa sea más esponjosa.
  • Almidón de maíz: también conocido como maicena, es la harina de maíz, el ingrediente principal en los alimentos sin gluten. Además, los almidones absorben agua y retienen gas mejorando la textura y esponjosidad de la miga del pan sin gluten.
  • Proteína de soja: se emplea para que la corteza tenga un color más dorado. También para aumentar la cantidad de proteínas del producto que suelen estar en menor medida en los productos sin gluten.   
  • Harina de quinoa: la quinoa es un cereal con elevado aporte proteico, fibra y micronutrientes. No contiene grasas saturadas, mejora el sabor y aporta un aroma especial al pan.
  • Fibra vegetal: los productos sin gluten suelen tener poca fibra, por lo que esta se añade para que los celiacos puedan tomar las cantidades diarias recomendadas.
  • Harina de mijo: se trata de un cereal que destaca por sus propiedades: aporta proteínas, fibras y micronutrientes esenciales.
  • Sirope de arroz: su adición mejora el color de la corteza del pan.
  • Miel: aporta un dulzor natural al pan y reduce el empleo de otros siropes.
  • Agua: esencial para la creación de la masa madre.
  • Sal: mejora el sabor del producto. Además, actúa como un conservante natural.
  • Hidroxipropilmetilcelulosa (HPM C): se trata de un ingrediente natural que permite que la masa suba y tenga más humedad y mejora el volumen y la textura del pan.

Por último, cabe decir que en Schär no utilizamos conservantes artificiales en ninguno de nuestros panes. ¡Que los disfrutéis!