Teff: el superalimento entre las materias primas sin gluten

Teff: el superalimento entre las materias primas sin gluten

¡Pequeño pero muy valioso! Este modesto cereal tiene un gran potencial oculto entre las materias primas sin gluten.

El teff es el grano más pequeño del mundo pero sobresale entre sus "compañeros cereales" de forma significativa por sus nutrientes saludables como la proteína vegetal rica en aminoácidos y en fibras vegetales[1]. No sorprende, por lo tanto, que todos los deportistas de élite, personas concienciadas con la salud y personas con necesidades especiales de alimentación apuesten por este tipo de grano. ¿Sorprende? En absoluto, ya que este superalimento está muy de moda.

Sin gluten y poco exigente

Artcile300503_7694.jpg

Este supercereal es muy modesto: el teff procede originariamente de Etiopía y es un nutriente esencial para la población de este país desde hace siglos. Poco exigente y de rápido crecimiento, el teff, también llamado mijo enano, necesita poca agua: sus diminutos granos (150 de ellos equivalen a un grano de trigo) se pueden recoger al cabo de tan solo 3 meses tras la siembra. Adquirimos esta valiosa materia prima de Turquía donde, en las plantaciones controladas, nuestros agricultores oficiales cultivan el valioso teff en las condiciones climáticas ideales, para que así nutrientes fundamentales crezcan de la mejor forma posible.

Superalimento sin gluten para productos excelentes

Article300503_7696.jpg

Fuerte y con un ligero aroma a nuez, para platos dulces o salados, la magnífica harina hecha con este multitalento mejora algunos de nuestros productos sin gluten favoritos:

Teff en el ranking de supercereales: ¡una materia prima superlativa!

Article300503_253839922.jpg

El teff posee una cantidad de nutrientes significativamente más alta que otros tipos de cereales similares. Por un lado, es rico en ácidos grasos esenciales; por otro, aporta gran cantidad de sustancias minerales importantes como hierro, potasio, cinc y magnesio. Además, el calcio y la lisina ayudan a los músculos y los huesos.

En el caso de los vegetarianos y veganos, el teff también es muy popular por su elevado contenido en proteínas y vitaminas.  En la alimentación sin gluten, y también para los diabéticos, el teff fascina sobre todo por su gran cantidad de fibras vegetales que, por un lado, mejoran la digestión y, por otro, mantienen durante más tiempo la sensación de saciedad. Es decir, que el teff evita los ataques de hambre y, gracias a su bajo índice glucémico, hace que la cantidad de azúcar en sangre se eleve lentamente.

Teff it yourself: el supercereal de tu cocina

El teff está disponible como producto claro, oscuro y rojo. Este supercereal de sabor ligeramente dulce es difícil de encontrar en los comercios, pero se puede solicitar en tiendas especializadas bien surtidas. Para los aficionados a la cocina, sus valiosos nutrientes compensan el esfuerzo sin duda alguna. La buena noticia: en principio, el teff se puede usar como el trigo, es decir, que permite hornear panes, bizcochos o galletas excelentes, con recetas sin gluten, por supuesto. También puedes probar a hacer crêpes o una pizza integral crujiente con teff. El énfasis es la parte integral, ya que los diminutos granos de teff no se pelan sino que se utilizan enteros o en forma de harina integral. Un consejo adicional: el teff también es muy sabroso y de gran calidad nutritiva si se utiliza para mejorar purés, gratinados, sopas o comidas horneadas o para darle un toque distinto al muesli.

[1] https://www.zentrum-der-gesundheit.de/teff.html#toc-warum-ist-teff-so-gesund