Arroz: versátil, delicioso y muy saciante

Arroz: versátil, delicioso y muy saciante

"¿Ya ha comido arroz hoy?" Este es el saludo habitual en China, Tailandia y Bangladesh. Su "Hola, ¿qué tal?" hace referencia a si su interlocutor ya ha tenido la suerte de comer algo ese día.

No resulta sorprendente, ya que en Asia el arroz es el alimento básico número 1: la ingesta de este nutritivo cereal sin gluten es de unos 150 kg de media por persona y año, el alimento más consumido. 

Arroz: actor destacado en la dieta sin gluten

Article300502_8087.jpg

El arroz es un cereal de importancia mundial. Además de las grandes zonas de cultivo que, como cabría esperar, están en Asia, Brasil y Estados Unidos a la cabeza de los 20 mayores productores.Algunas variedades de Europa también desempeñan un papel culinario pequeño pero muy respetado. Solo hace falta pensar en los risottos de la Po valley o en el arroz español que se usa para la legendaria paella. Estos platos  platos tradicionales que han conquistado a lo largo de los años a los paladares más exigentes de todo el mundo.

Dado que no contiene gluten y que en nuestras latitudes es fácil encontrar diversas variedades, el arroz es crucial en la alimentación sin gluten. En Schär adquirimos el arroz para nuestros productos de campos controlados y de agricultores oficiales fijos de China para así garantizar la mejor calidad y seguridad. Este delicioso cereal sin gluten tiene asimismo excelentes propiedades que facilitan su asimilación, por eso es un elemento muy común en nuestras recetas y productos.

Arroz: una declaración de amor de nuestros productos

Article300502_38709.jpg

Por ser muy fácil de digerir y versátil, ya sea en cuanto a variedad de tipos o variedad de preparación, la pregunta "¿Ya ha comido arroz hoy?»"tiene un significado que sale directamente del corazón. En forma de harina, almidón, molido o en sémola, este grano mejora los alimentos sin gluten con gran estilo, por eso se usa para el pan, la pasta y los bizcochos. El arroz inflado y los crispies de arroz hacen que el muesli y las galletas sin gluten queden realmente crujientes. En resumen: es imposible imaginarse la alimentación sin gluten sin arroz, y lo mismo se aplica a nuestros productos

El arroz integral de alta calidad es un ingrediente imprescindible de nuestra mezcla para pan Mix B. Lo mejor en este caso son las capas exteriores del arroz integral, el salvado: contiene fibras vegetales y oligoelementos que le dan la consistencia necesaria a los productos horneados y que también son buenas para el cuerpo. Algo de lo que nos sentimos muy orgullosos: el arroz es la base de nuestra deliciosa masa madre natural que le aporta al pan este sabor agradable y ligeramente amargo de los panes tradicionales. Por último, nuestros panes favoritos también resultan tan sabrosos gracias a este multitalento que es el arroz: nuestra crujiente Baguette, la enérgica Ciabatta, el tierno Pan Payés y el delicioso Pan de Molde Vital.

 

El arroz en nuestro ranking de supercereales: ¡energía sin fin!

Article300502_6314.jpg

Aunque en la actualidad haya la impresionante cantidad de 8.000 tipos de arroz cuyos ingredientes varían, si en algo coinciden todas ellas, es en su elevado contenido de hidratos de carbono. Así pues, "quien ya haya comido arroz hoy" debe haber saciado hasta el mayor de los apetitos con los 77,8 gramos de carbohidratos que contienen 100 g de arroz. Este apreciado grano, de fácil digestión, es además muy adecuado para la alimentación diaria gracias a las sustancias minerales que contiene como magnesio, hierro, cinc y potasio. Además, aporta vitamina E, diversas vitaminas del grupo B y aminoácidos esenciales.

Arroz: un grano mundial en el mejor de los sentidos

¿Qué toca hoy? ¿Un risotto cremoso que se desliza por la lengua y nos evoca vacaciones mediterráneas, una potente paella con marisco, delicioso sushi y makis del lejano oriente, "arroz blanco" como guarnición básica de platos de carne sobrios o arroz salteado hecho con las sobras de ayer? ;-) Sin grandes esfuerzos en la cocina diaria se pueden hacer casi a diario recetas diferentes con arroz, sin que nos invada enseguida la sensación de "comer todos los días lo mismo". En la alimentación sin gluten este no solo es un ingrediente fácil de digerir, sino que también es una materia prima muy versátil que permite hacer realidad muchos sueños de cocina y repostería. ¿Te han entrado ganas de experimentar? Aquí hemos recogido una pequeña lista de vocabulario sobre el arroz.

Pequeño diccionario del arroz para tu cocina

Article300502_Collage.jpg

  • Harina de arroz: muy fina y de color blanco nieve: la harina de arroz sirve a la perfección como aglutinante para salsas y pudding o para crear tempuras propias, en el caso de los cocineros aficionados. Esta última también se puede adquirir ya preparada. ;-)
  • Arroz glutinoso: tal y como dice su nombre, en este caso, con el vapor, los granos se pegan por completo unos a otros. El nombre de "glutinoso" procede del hecho de que sea tan viscoso, pero no hay de qué preocuparse: no tiene ni un ápice de gluten. La "culpa" de que sea tan pegajoso la tiene su elevado contenido de amilopectina. 
  • Arroz integral: cuanto más natural, mejor: esto también se aplica al arroz. Es decir que los tipos de arroz natural sin pulir como el arroz integral, el arroz negro o el arroz rojo contienen muchas más fibras vegetales, vitaminas y minerales que el arroz blanco refinado habitual, por lo que puedes guardarle un sitio fijo en tu cocina. También el arroz salvaje que, estrictamente hablando no es arroz, sino una planta acuática, llama la atención desde el punto de vista fisiológico de la alimentación y tiene un potente sabor que recuerda a la nuez, todo ello, por supuesto, sin gluten.
  • Arroz rojo: este arroz, una mezcla de arroz salvaje y cultivado, se da especialmente bien en terrenos ricos en arcilla, de ella le viene su maravilloso color. ¡Deja que la variedad entre en tu cocina! Con el arroz rojo cuidas tu cuerpo, ya que no está pulido y, por lo tanto, es un arroz natural que tiene más nutrientes de gran valor que el arroz convencional.
  • Arroz negro: el arroz de los emperadores. En ocasiones especiales puedes mimar a tus seres queridos o a tus amigos con arroz negro, ¡e impresionarlos! Al fin y al cabo, en su día, este arroz poco frecuente procedente de China estaba solo reservado para el emperador. A tus reales invitados les harás también un favor desde el punto de vista alimentario si les das arroz negro, y es que este arroz natural es muy nutritivo con sus múltiples oligoelementos y sustancias minerales, sobre todo hierro, y la proteína vegetal de gran valor.
  • Arroz de risotto: el risotto perfecto debe ser cremoso y, al mismo tiempo, mantenerse "al dente". Siguiendo la tradición culinaria italiana, también en el caso del arroz de risotto, la variedad está a la orden del día: con arborio, carnaroli, maratelli y vialone, por mencionar solo alguno de los más conocidos, el risotto sale perfecto de cualquier modo. El carnaroli cumple las más altas exigencias de un risotto realmente cremoso con un toque intenso, ya que sus granos no se pegan al cocerse.
  • Jarabe de arroz: fluido como la miel, dulce como el azúcar. El jarabe de arroz es una alternativa deliciosa para endulzar y mejorar los platos y las bebidas. Pero ¡atención! No se puede confundir la malta de arroz y el jarabe de malta de arroz con el verdadero jarabe de arroz: estos productos derivados de la malta se le suele añadir cebada, cuya encima descompone el almidón del arroz, ¡y la cebada contiene gluten!