Soy celiaco o celiaca, ¿qué es? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Qué puedo comer?

Soy celiaco o celiaca, ¿qué es? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Qué puedo comer?

Si acaban de diagnosticarte como celiaco o celiaca, seguro que te surgen muchas preguntas, ¿verdad? Sobre todo, los cambios que implicará en tu vida y en tu alimentación al tener que seguir una dieta sin gluten. Te contamos de manera sencilla qué es, cuáles son sus síntomas y qué puedes comer a partir de ahora.

¿Qué es ser celiaco o celiaca?

Ser celiaco o celiaca significa tener una enfermedad autoinmune conocida como celiaquía y que la padece el 1% de la población. Para ser celiaco hay que tener unos genes concretos y desarrollar la enfermedad. Hay personas que aunque poseen el gen no llegan a desarrollar nunca la celiaquía. Las mujeres tienen el doble de posibilidades de ser celiacas en comparación con los hombres.

 

2081_Infografia_Prevalencia_Celiaquia_Enfermedades_Asociadas.jpg

En España, solo se diagnostica a una de cada siete personas que tienen celiaquía. Lo que implica que hay muchos celiacos o celiacas que lo son y todavía no han sido diagnosticados.

Además, hay varias enfermedades autoinmunes que están relacionadas con la celiaquía:

  • Tiroiditis autoinmune o de Hashimoto: el 5% de los celiacos padecen este trastorno.
  • Diabetes: se estima que entre el 3% y el 6% de las personas con enfermedad celiaca pueden ser diabéticos.
  • Dermatitis herpetiforme de Duhring: alrededor del 10% de los celiacos también tienen esta enfermedad de la piel.

¿Qué es el gluten y que tiene que ver con ser celiaco?

El gluten es una proteína que está presente en cereales tan comunes en la dieta mediterránea como el trigo y también otros como el centeno o la cebada. Los celiacos o celiacas cuando comen algún producto que contiene gluten sufren una inflamación crónica del intestino esto provoca diferentes síntomas:

  • Síntomas gastrointestinales: vómitos, diarrea, estreñimiento, hinchazón, dolor abdominal y pérdida de apetito.  
  • Síntomas extraintestinales: anemia, déficits nutricionales, irritabilidad, fatiga o cansancio, abortos de repetición, úlceras bucales, dolor de cabeza y aumento o pérdida de peso.

 

2081_Infografia_Gluten_Sintomas_Diagnostico.jpg

Aunque sospeches que puedes padecer la enfermedad, no hay que dejar de consumir gluten durante el diagnóstico para que las pruebas tengan validez. El proceso de diagnóstico habitual consta de las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre: sirve para comprobar si los anticuerpos que están relacionados con la enfermedad tienen valores elevados en la persona. Si los tienen, implica que es bastante probable que sea celiaco o celiaca, pero si es negativo y sigue habiendo síntomas, habrá que realizar otras pruebas ya que la enfermedad celiaca no queda descartada.
  • Biopsia intestinal: sirve para confirmar definitivamente el diagnóstico ya que gracias a la muestra de tejido del intestino se puede comprobar si hay alteraciones en el órgano que demuestran la enfermedad celiaca.
  • Prueba genética: su utilidad es descartar la enfermedad en caso de que la persona no tenga ni el gen HLA-DQ2 ni el HLA-DQ8. No es tan útil para confirmar si la persona es celiaca ya que el 30% de los que tienen genética compatible no desarrollan la enfermedad.

 

¿Qué puedo comer si soy celiaco o celiaca?

2081_Infografia_Celiaco_Alimentos_Sin_Gluten.jpg

Esta es una de las primeras preguntas que les pasa por la cabeza a los celiacos cuando son diagnosticados. Sin embargo, es más sencillo de lo que parece en un primer momento. Lo más importante es tener claro que existen principalmente tres grupos de alimentos que se diferencian por la presencia o no de gluten:

  • Alimentos aptos: también conocidos como naturalmente sin gluten o genérico. Aquí se enmarcan la mayoría de productos frescos como la carne, el pescado, los huevos, la leche, la verdura o la fruta. Generalmente no son productos envasados.
  • Alimentos de riesgo: son aquellos que pueden ser elaborados con o sin gluten, depende del fabricante, y, por tanto, hay que revisar su etiquetado para garantizar la no presencia de gluten o trazas. En este grupo están los productos elaborados, platos preparados, embutidos, conservas, salsas o chucherías.
  • Alimentos no aptos: todos aquellos elaborados con harinas o a base de trigo: pasta, carne o pescado empanado, bollería, pizzas o harinas. Todos estos productos tienen sus homólogos sin gluten que se conocen como productos específicos sin gluten. Schär ofrecen más de 130 productos sin gluten desde panes hasta pasta, pizzas, galletas o platos preparados.

En el comienzo lo más recomendable es seguir las indicaciones de un profesional de la salud y en caso de dudas con la alimentación, contar con la experiencia de un nutricionista que asesore sobre la mejor manera de seguir la dieta sin gluten.