Hamburguesa con alcaparras, puerros y berenjenas

1
15

¡Una receta sin lactosa para preparar una hamburguesa sabrosa y con aroma mediterráneo!

Ingredientes

Para las hamburguesas:
300 g carne picada
200 g carne de cerdo picada
1 cda. de alcaparras
70 g puerro (parte verde)
1 paquete de Hamburger
4 lonchas de berenjena
salsa tártara casera
2 ramas de perejil
aceite de oliva virgen extra
orégano
sal
Para la salsa tártara:
4 huevos
3 pepinillos en vinagre
1 cda. de alcaparras
1 cda. de vinagre de vino blanco
1 rama de perejil
1 rama de estragón
200 ml aceite de girasol
sal
pimienta en grano

Preparación

Hamburguesa:
Limpiar los puerros y cortarlos en rodajas finas. Sofreírlos en una sartén con 2 cucharadas de aceite y, a continuación, cocinarlos durante 8-10 minutos. Añadir algunas cucharadas de agua. Si fuera necesario, dejar secar y sazonar con una pizca de sal.
Escurrir las alcaparras bajo el grifo y picarlas finamente junto con las hojas de perejil. En un cuenco, mezclar la carne picada de buey con la de cerdo. Añadir las alcaparras trituradas y una pizca de sal y, a continuación, dar forma a la carne hasta obtener 4 hamburguesas de forma homogénea. Asar rápidamente las rodajas de berenjena sobre una plancha de hierro, darles la vuelta tras 1 minuto y aliñarlas con un poquito de aceite de oliva, una pizca de sal y orégano. Cortar los panes Hamburger por la mitad y tostarlos en la plancha bien caliente, con la parte cortada hacia abajo. Cocinar también las hamburguesas de carne y darles la vuelta después de unos dos minutos. Montar las hamburguesas de la manera siguiente: untar el interior de los panes Hamburger con la salsa tártara y colocar sobre cada uno, en orden, berenjena, hamburguesas y puerros. Cubrir con la otra parte del pan y atravesar con un palito para brochetas. Servir.

Salsa tártara sin gluten:
Cocer 2 huevos hasta que queden duros, pelarlos y separar la clara de la yema. Picar finamente los pepinillos con las alcaparras, el perejil y el estragón. En un cuenco, mezclar las yemas con el vinagre, una pizca de sal y un poco de pimienta negra molida. Añadir las dos yemas frescas y montar la mezcla con la batidora de varillas, añadiendo el aceite lentamente (gota a gota), con cuidado de no verter demasiado aceite cada vez y montando siempre en la misma dirección. La salsa estará lista cuando quede cremosa, homogénea y compacta. A continuación, basta mezclar con los ingredientes picados que hemos preparado anteriormente.

  • Allergene_Milk
  • me gusta
  • guardar