Sin gluten y natural: nuestro maíz «casero»

Sin gluten y natural: nuestro maíz «casero»

¡El maíz: un cereal sin gluten del mundo! Los campos de maíz idílicos que se extienden por colinas suaves o que llenan planicies con su intenso verde.

Esta planta de cultivo es uno de los cereales más importantes de la alimentación mundial y, en lo que a cantidad se refiere, supera incluso al trigo y al arroz. La gran ventaja: es rico en sustancias nutritivas, tiene un sabor delicioso y, lo más importante para nosotros, es sin gluten por naturaleza. Estos granos dorados, que seguramente a todos nos evocan recuerdos agradables (mazorcas de maíz muy jugosas en la parrilla, los copos de maíz del desayuno) también tienen un papel importante para nosotros. Muchos de nuestros productos no existirían sin este maíz de sabor fantástico.

 

El supercereal maíz de larga historia

Article300506_9352.jpg

El maíz en su forma original es uno de los cultivos más antiguos del mundo. En América ya se cultivaba hace 7000 años. Cristóbal Colón trajo a Europa este nutritivo grano amarillo, donde no solo se incorporó con un amplio uso para la alimentación humana, sino también para los animales. A día de hoy, el supercereal maíz se cultiva con avidez en todo el mundo. En lo que respecta al cultivo del maíz sin gluten, que cumple todos los requisitos en cuando a calidad y seguridad, hemos dado un paso más: desde 2009 hemos asumido nosotros el cultivo de este delicioso cereal.

Maíz: una materia prima nutritiva que fascina a personas de todo el mundo

El maíz no solo es excelente para la fabricación de delicias sin gluten, sino que también sale obtiene un buen lugar en nuestro ranking de supercereales: múltiples vitaminas (sobre todo provitamina A, vitamina B, vitamina C y E), un elevado contenido de sustancias minerales como hierro, potasio, calcio, sodio, fósforo y zinc y aminoácidos y fibras vegetales de alta calidad hacen del maíz un alimento básico importante. Frente a otros cereales, el maíz gana muchos puntos gracias a su versatilidad. Los granos frescos encajan en casi cualquier ensalada o a la parrilla y la harina de maíz es un ingrediente básico para platos de casi todo el mundo. Desde América, las tortillas de maíz o las empanadas han conquistado los paladares internacionales; en Europa, la harina o la sémola de maíz suele cocinarse como papilla (más conocida como polenta), un plato rústico que está experimentando un renacimiento dentro de la cocina moderna. Pero también las recetas más clásicas salen casi igual de bien con la harina de arroz que con la harina tradicional: ¡prueba a hacer crêpes con harina de maíz! ¡Deliciosos!

Cultivo de maíz: natural sin problemas

Article300506_9307.jpg

Only top-quality (raw) ingredients are used in our products. It’s no different for maize. It’s for this reason that we work closely with selected farmers. They grow the maize using natural methods with personal guidance and intensive advice from our company.

Nuestros productos contienen exclusivamente ingredientes y materias primas de la máxima calidad. Eso también se aplica, por supuesto, al maíz. Por eso trabajamos de modo fijo con agricultores seleccionados. Estos cultivan el maíz de forma natural y respetuosa siguiendo instrucciones personalizadas y con un asesoramiento intensivo por parte de nuestra empresa.

Control continuo desde las semillas hasta el producto terminado

En nuestro caso, el control del maíz comienza ya antes de la siembra.  Para garantizar que las semillas están libres de toda sospecha de una posible manipulación genética compramos solo semillas con ADN certificado y después, en pruebas aleatorias, revisamos de nuevo si los granos de la simiente son adecuados. También a la hora de escoger las variedades excluimos de antemano cualquier tipo de sorpresa desagradable y compramos solo semillas que tengan unas propiedades de crecimiento especiales y que sean resistentes a la sequía y a enfermedades. Durante el crecimiento adoptamos de forma regular las diversas medidas de cuidado necesarias de las plantas, que incluyen el abono reglamentario durante las fases de crecimiento. Después, durante la  cosecha, que se hace en un momento establecido con exactitud para garantizar la mejor calidad posible, usamos máquinas modernas dirigidas por especialistas formados. A continuación, los granos de maíz se secan con llama indirecta para eliminar posibles restos. Por último, siguiendo las más estrictas normas, el maíz se muele en molinos de maíz propios certificados para la molienda sin gluten: solo así esta materia prima sin gluten, supervisada con cien ojos desde la selección de la simiente hasta la fabricación de la harina, puede ser ingrediente para nuestros deliciosos productos sin gluten

Agricultores de maíz sin gluten de cuerpo y alma

Article300506_9309.jpg

Nuestros agricultores de maíz se entusiasman al hablar de los éxitos que les aporta el cultivo innovador y sostenible que llevamos a cabo juntos. Mientras que el maíz de los campos vecinos sufre con claridad bajo ciertas condiciones meteorológicas, nuestros agricultores oficiales suelen obtener buenas cosechas. Cierto es que esto exige mucha dedicación, a menudo necesitan dedicarles horas del día y de la noche cuando hay que regar y abonar, pero merece la pena. Para ambas partes. Para conseguir la excelente calidad de los granos de maíz y para excluir o reducir lo máximo posible muchos factores de estrés para la planta, los agricultores invierten en sistemas de riego innovadores, en la selección específica de las variedades, en el análisis puntual de los terrenos y en el abono que mejor se adapta. Para ello los agrónomos y otros expertos de nuestro equipo de investigación y desarrollo les asesoran y les ayudan de la mejor forma. Este cultivo de maíz perfeccionado desde todas las perspectivas les garantiza tener un negocio de éxito también de cara al futuro, y para nuestros agricultores es una excelente sensación saber que su maíz contribuye a mejorar la calidad de vida de muchas personas en forma de productos sin gluten.

  • ¿Te ha parecido interesante este artículo?
    Thank you for your feedback, we will make good use of it!