Marrakech

Sígueme por Marrakech sin gluten

Ven conmigo a descubrir la belleza marroquí de Marrakech y sus alrededores.

Vittoria: 27 años, una chica celíaca cuya mayor pasión es viajar.

Si esta es tu primera aproximación a la cultura marroquí, es posible que quieras empezar desde la ciudad más "occidental": Marrakech. No importa cuántos turistas la visiten cada día, Marrakech siempre mantendrá ese maravilloso encanto exótico, en parte debido a que se encuentra a solo unos kilómetros del desierto del Sáhara.

La mejor manera de descubrir este maravilloso lugar es desde la Medina, el corazón palpitante de toda ciudad marroquí. ¿Y qué mejor que hospedarse en uno de las increíbles riads de la ciudad? Te sumergirás inmediatamente en esta fascinante cultura, empezando por sus típicos alojamientos.

Empieza el día paseando entre los zocos, los tradicionales (y extremadamente caóticos) mercados y tiendas que pueblan la Medina, y no te preocupes si te pierdes; es parte de la experiencia :).

 

Marrakech main square

Recorre los jardines marroquíes más famosos de Marrakech, el Jardín Majorelle y el Jardín Secret, y tómate un descanso bajo uno de esos enormes árboles: tu momento de paz lejos del caos del centro de la ciudad.

¡Es la hora del almuerzo! Aunque los platos marroquíes son aptos para celíacos, también encontrarás opciones específicas sin gluten en algunos de los restaurantes de Marrakech. En Earth Café, el menú vegetariano y vegano tiene muchas opciones sin gluten disponibles, como estos deliciosos fideos de arroz con verduras.

 

Earth Café

Si quieres disfrutar de un taller de cocina, en el Atelier Café también puedes pedir platos sin gluten. Y si echas de menos algo de comida italiana, los restaurantes Pepe Nero y Limoni están listos para servirte algunos platos sin gluten.

Fuera del centro de la ciudad, la mejor manera de comer sin gluten es familiarizarse con el tajine, la preparación tradicional marroquí, hecha con carne y verduras al vapor, y servida en el típico plato en forma de cono.

 

Tajine

Como siempre, la mejor recomendación es llevar algunos snacks de bolsillo sin gluten, para tener contigo incluso en medio del desierto. ¿Mi snack favorito? Los crackers de bolsillo de Schär :)

Schär’s pocket crackers.