India – Otra perspectiva sin gluten

India – Otra perspectiva sin gluten

Organizar una escapada de dos o tres noches e investigar dónde comer sin gluten es una cosa, pero meter en tu maleta de 15 kilos todo lo que necesitas para viajar por la India durante veinte días es otra. Aquí os comparto lo que he estado haciendo este verano.

Este no era mi primer viaje fuera de Europa, y una vez que tuve organizados todos los vuelos y el alojamiento, mi siguiente y mayor preocupación era la comida. Después de ver los muchos videoblogs sobre los mercados de comida y la comida india, y pensar en tener que explicar lo que es el gluten me puse bastante nerviosa. Por eso me centré más en la idea de explorar el país y le quité prioridad a la comida. Apenas una semana antes de salir de mi casa en Malta, me aseguré de llevarme tanta comida, snacks y barritas de proteínas como pude, por si acaso me fuera imposible salir a comer fuera. Planificar con antelación es siempre lo mejor que se puede hacer, pero en realidad nunca sabes qué esperar hasta que estás allí. Para que te hagas una idea, el 50 % de mi maleta era comida y el otro 50 %, todo lo esencial para pasar 20 días. Así me fui a la India.

Antes de llegar

Hice una investigación exhaustiva para averiguar qué comer y qué no comer en la India, ya que es mejor ir con cuidado al consumir ciertos alimentos como frutas y verduras crudas, e incluso beber agua. Tener esto en mi mente sin gluten era todo un reto, un reto que estaba deseando afrontar.

En el trayecto

Había pedido a la aerolínea con la que viajaba que me proporcionara comidas sin gluten durante el viaje. Teniendo en cuenta que el viaje duraría más de 17 horas, las comidas en el avión eran cruciales. En el primer vuelo me sirvieron el desayuno y en el segundo, la cena. La comida era muy sabrosa y, sobre todo, ¡sin gluten! En el aeropuerto de Estambul, puedes encontrar varios restaurantes y cafeterías, pero ninguno de ellos se ocupa específicamente de dietas sin gluten.

Gluten Free Breakfast and Dinner in Airplane

Bombay

Mumbai Gluten Free

Bombay fue la primera ciudad que visitamos en la India, y la mejor de todo el viaje. ¡Hay tantas cosas que ver y hacer! Hicimos varios tours con gente local colaborando con una ONG llamada Reality Tours & Travel, cuyo beneficio se destina a mejorar la vida de los que viven en los barrios pobres de Bombay. Después de visitar los barrios pobres y aprender muchísimo sobre la cultura india, el hinduismo y la gastronomía india, siempre teníamos la oportunidad de disfrutar de una cena encantadora. Estos son algunos de los lugares que recomiendo:

  1. Revival Restaurant

Este restaurante ofrece thali, un plato que incluye diferentes platos tradicionales indios acompañados de arroz y papadam. El dueño habla inglés con fluidez y me las arreglé para explicarle lo que es el gluten y cómo evitarlo. Afortunadamente, la cocina india no se basa en el trigo, sino en el maíz, por lo que muchos de los platos están elaborados con ingredientes sin gluten. Lo único que hay que evitar es el pan, al que ellos llaman Ciapatti.

  1. Burma Burma (Cocina birmana)

Esta fue mi primera experiencia con la cocina birmana. Sorprendentemente, este restaurante tiene toda una oferta de platos sin gluten. La comida era excepcionalmente buena.

  1. The Taj Mahal Palace

Aparte de la pasión por la comida y los viajes, también me encanta perseguir amaneceres y puestas de sol. Intenté capturar el amanecer cerca de la Puerta de la India en Bombay, pero lamentablemente ese día el cielo estaba bastante nublado. Aun así, el día continuó muy bien, ya que empecé con una dosa sin gluten del mejor hotel de Bombay, el Taj Hotel. La dosa está hecha con ingredientes que no contienen gluten y el chef se aseguró de que no se produjera ninguna contaminación. De hecho, ¡fue el propio chef quien me sirvió el desayuno!

  1. The Sassy Spoon

Este restaurante ofrece platos de diferentes tipos de cocinas y los dueños saben perfectamente lo que es el gluten y qué platos son adecuados para mí.

New Delhi

Off to our second destination, New Delhi, the capital city of India. This city is exceptionally developed and advanced when compared to the other cities I have visited. I stayed in a very nice hotel that had three restuarants in the same building, all of which offering gluten free options. In the meantime, I have also visited some food markets including the sneezing market that is made of stalls full of chillies – and as the name suggests, once you set foot in this market you will in fact start sneezing!

Food Market – Sneezing Market – Chillies Gluten Free

Jhansi

Nos dirigimos a nuestro segundo destino, Nueva Delhi, la capital de la India. Esta ciudad está excepcionalmente desarrollada y avanzada en comparación con las otras ciudades que visité. Me alojé en un hotel muy agradable que tenía tres restaurantes en el mismo edificio y todos ofrecían opciones sin gluten. Mientras tanto, también visité algunos mercados de comida, incluyendo el sneezing market o mercado de los estornudos, donde se venden distintos tipos de chiles y, como su nombre indica, una vez que pones un pie en este mercado, ¡empiezas a estornudar!

Jhansi Gluten Free

Agra

Entre una ciudad y otra, pude visitar una de las siete maravillas del mundo: el Taj Mahal. Llevaba muchísimo tiempo queriendo visitarlo y, ¡finalmente lo logré!

Agra – Taj Mahal Gluten Free

Varanasi

Durante las diez horas de viaje en tren a Varanasi tuve la oportunidad de picar algunos snacks Schär que me había llevado desde Malta. Aunque podía comer, la idea de comer productos seguros 100 % sin gluten me hizo sentir segura y a gusto. El resto de las cenas y almuerzos los hice en el hotel en el que me alojaba, ya que no había muchos restaurantes en los que confiara. En esta ciudad fui a ver el río Ganges, donde se incineran los cadáveres sobre ghats ardientes en un ritual espiritual y sus cenizas se esparcen en el río para que el alma pueda alcanzar el Nirvana. Fue una experiencia muy interesante y se la recomendaría a cualquiera que visite Varanasi.

Kolkata

Nuestra segunda experiencia de voluntariado comenzó en Calcuta, donde conocimos a la Hermana de la Madre Teresa y pasamos algún tiempo ayudando a los cuidadores en uno de los muchos hogares infantiles dirigidos por ellos.

Kolkata – Sister of Mother Theresa Gluten Free

Me asignaron para ayudar en un hogar donde se atiende a niños con diversas discapacidades. Esta ciudad también era bastante limitada en cuanto a las opciones sin gluten, así que me volvió a salvar la comida que me había llevado en la maleta. Sin embargo, sorprendentemente, en Calcuta hay un Hard Rock Café Kolkata que también ofrece opciones sin gluten.

Bombay

De vuelta a casa, hice una parada en una casa-árbol en medio del bosque. Allí pude desconectar de las diferentes experiencias culturales que había tenido en los días anteriores y apreciar más todo lo que tengo y aquello para lo que trabajo. En ese momento solo me quedaban unos pocos productos sin gluten en la mochila, ¡pero todavía pude disfrutar de las Medias Noches sin gluten de Schär!

Bon Matin – Mumbai Gluten Free

De vuelta a casa

Viajar a la India fue una de las mejores experiencias de mi vida. La cultura, la gente, todo lo que hay para ver y hacer y la comida es todo en lo que puedo pensar cuando recuerdo mis días en la India. Una experiencia que recomiendo vivir, ¡por lo menos una vez en la vida!

En resumen, estos son algunos consejos para tu viaje a la India:

  • Asegúrate de que los hoteles que reserves sean muy buenos. La mayoría de las opiniones de otros huéspedes te lo indicarán. Es importante alojarse en un hotel limpio donde puedas fiarte de la comida.
  • No bebas agua del grifo ni alimentos crudos. Es importante que bebas solo agua embotellada. Incluso cuando te cepilles los dientes, asegúrate de usar agua embotellada.
  • ¡Observa y haz todo lo que puedas! La cultura india puede ser demasiado para asimilarla de una sola vez, pero trata de aprovechar al máximo la experiencia. Vale la pena.
  • Planifica el viaje con detalle, día a día.
  • Dedícate a ayudar a los demás y dona tu tiempo, tu corazón y tus oídos.