Cómo cocinar sin gluten con éxito

Cómo cocinar sin gluten con éxito

¡Te damos las mejores claves para cocinar sin gluten! Descubrirás que la cocina sin gluten no es más compleja que la convencional sino diferente. 

La necesidad de explicar y buscar apoyo a la hora de llevar una vida sin gluten puede resultar abrumador al principio. Por eso hemos reunido algunos consejos y reglas útiles para hacerlo un poco más fácil. ¡Buena suerte!

Consejos de cocina básicos

Article151_Backutensilien Mehl Muffinformen.jpg

  • Limpia a fondo la encimera para evitar la contaminación con gluten.
  • Lee las recetas con atención y prepara todos los ingredientes siguiendo las cantidades especificadas. Recomendamos tener cerca todos los utensilios de cocina, como boles, cucharas, bandejas de horno, batidoras, etc.
  • La harina sin gluten tiene propiedades diferentes a las de la harina convencional y por esta razón es necesario seguir recetas especiales en las que las cantidades de los ingredientes son diferentes.
  • Al seguir recetas sin gluten es esencial usar el tipo de harina adecuado, así como la cantidad exacta. Por esto te recomendamos que utilices las cantidades especificadas en las recetas.
  • Si ya tienes algo de práctica te resultará más fácil variar recetas y experimentar con otros ingredientes.

Si sigues estas pautas, nada se interpondrá en su camino para cocinar platos deliciosos sin gluten. Así que, ¿a qué esperas?

Recomendaciones para freir sin gluten

Article151_Frittieren Gericht.jpg

¿Te apetece comer algo extra crujiente? Pues no tiene misterio, solo hay que saber cómo prepararlo.

Aquí te contamos qué hacer y qué no:

  • Hay que vigilar que en el mismo aceite no se haya freído antes comida con gluten.
  • El aceite, las grasas vegetales y la manteca no contienen gluten y se pueden usar sin miedo.
  • Fríe todos los alimentos lo menos posible, solo deberían quedar dorados.
  • Después de freír, deja que el papel de cocina absorba todo el aceite posible.

En caso de seguir una dieta sin gluten, podrás freír los siguientes alimentos sin problema:

  • Carne (empánala con pan rallado sin gluten).
  • Pescado y marisco.
  • Verduras y patatas preparadas como prefieras, siempre que sean sin gluten.
  • Galletas y postres sin gluten.

Repostería sin gluten, pequeños y efectivos trucos

Article151_Frau am Laptop Kochen.jpg

¿Echas de menos comer tu tarta favorita pero aún no has aprendido a hacerla sin gluten? ¡No te preocupes! Con un poco de paciencia y práctica, y con la ayuda de nuestros consejos, podrás hacer los dulces sin gluten más suaves y deliciosas.

Como normalmente el gluten es el responsable de hacer que la masa sea consistente y esponjosa, antes de hacerla con harina sin gluten deberás saber un par de cosas para conseguir el mismo resultado. Fíjate: Te prometemos que nuestras recetas son igual de deliciosas. Prepárate, porque todo el mundo va a querer comer tus tartas y bizcochos.

Repostería fácil sin gluten:

  • Utiliza solamente el tipo de harina y las cantidades que constan en la receta sin gluten.
  • Al trabajar con masas sin gluten se necesita más líquido en con masas convencionales. Sigue las cantidades precisas de las recetas.
  • Ten en cuenta que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente (excepto la masa quebrada) y debes tamizar todos los ingredientes (harina, levadura en polvo, etc.).
  • La masa sin gluten se pegará más a tus dedos y a los utensilios de cocina. Te recomendamos que cubras los moldes con papel de horno y te eches harina en las manos antes de trabajar con la masa.  En el caso de la masa quebrada, es muy práctico enrollarla entre dos capas de papel de horno.
  • ¿Cómo funciona mejor el horno? Los hornos de convección son muy útiles a la hora de hacer galletas (incluso en varios niveles), pero no son los mejores para cocinar pan sin gluten. De hecho, la masa de levadura se seca más rápidamente en los hornos de convección. Precalienta el horno para que alcance la temperatura deseada. Intenta no abrir el horno durante los primeros 15-20 minutos de cocción.

¡Entra en nuestra sección de recetas sin gluten e inspírate!

Deja que la panificadora cocine por ti

Article151_Frau mit Brot aus Brotbackautomat.jpg

Olvídate de comprar pan con una panificadora. ¡La masa se hace y se cuece sola! También hay una opción preprogramada para hacer el pan sin gluten y tenerlo listo para el desayuno. Lo único que tienes que hacer es poner todos los ingredientes, elegir el tipo de pan, el modo de cocción, el grado de tueste, el tiempo ¡y voilà! La máquina hace el resto.

Incluso al utilizar la panificadora, no hay límites para la imaginación, ¡explora tanto lo dulce como lo salado! Semillas de calabaza, nueces, aceitunas, tomates, frutos secos, fruta fresca, canela... Puedes extender la masa como quieras. Lee en el manual si los ingredientes deben añadirse directamente o en un punto concreto de la cocción.

Normas básicas importantes:

  • Añade siempre primero los ingredientes líquidos en el recipiente.
  • Mide los ingredientes con precisión usando una báscula de cocina electrónica.
  • Añade la levadura en la mezcla al final y nunca la mezcles con sal.
  • Una vez el pan esté listo, sácalo inmediatamente del molde y deja que se enfríe en una rejilla.
  • Usa ingredientes a temperatura ambiente si vas a cocinar el pan directamente. Si vas a utilizar un temporizador para que el pan se cueza durante la noche, los ingredientes deberían estar fríos para evitar que la levadura fermente demasiado pronto.

Encontrarás muchas más recetas para hacer pan en la panificadora en nuestra sección de recetas sin gluten.

Provisiones sin gluten

Article151_Brot gefroren.jpg

Si no te vas a comer todo el pan en un día, puedes guardarlo sin problema en una bolsa de plástico en un lugar fresco y seco durante 2 o 3 días.

El pan, las pizzas y las tartas sin gluten se conservan durante días si las guardas en la nevera. Congélalo todo en bolsitas de plástico una vez se haya enfriado. Es mejor congelar el plan cortado, así luego puedes coger las rebanadas que necesites. Si tienes que descongelar panes enteros, lo mejor es dejarlos a temperatura ambiente o ponerlo al horno a 200°C durante un par de minutos. De este modo siempre tendrás pan sin gluten fresco en casa.

Las galletas de masa quebrada aguantarán más tiempo en una caja de metal. Para tartas y pasteles, lo mejor es utilizar tápers especiales.

Si sigues estos consejos, todo lo que hagas estará para mojar pan (el delicioso pan sin gluten que tú prepares).