Panadería Schär

Panadería Schär

Del campo a la cesta del pan

  • Los maestros panaderos de Schär conocen su oficio a la perfección. Para preparar el pan no utilizan ningún tipo de conservante o aditivo artificial, sólo ingredientes cuidadosamente seleccionados y de la mejor calidad. Esto no es beneficioso sólo para el resultado final, sino también para nuestra salud.
  • La labor de los maestros panaderos de Schär ha sido siempre producir el mejor pan, naturalmente sin gluten. Desde hace ya décadas en Schär preparamos pan fresco todos los días, en sus diferentes formas: panecillos, pan en rebanadas, pan crujiente o pan plano.
  • Para ello nos servimos de cereales preciados como el sorgo (un grano tradicionalmente africano) o la quinoa (la comida típica de los mayas), que convierten este alimento en un placer más sabroso y variado. Todo lo bueno del mejor pan sin gluten.
  • En el proceso de panificación el factor tiempo juega un papel fundamental. Para que la masa adquiera todo su aroma y elasticidad, es necesario que pase el tiempo suficiente.
  • Por eso en Schär tenemos muy en cuenta la tradición y trabajamos con levadura madre, que sigue activa incluso después de la cocción y enriquece el pan con encimas y vitaminas, de manera que no hace falta recurrir a los conservantes.
Article120_Meisterbaeckers_ES

En Schär lo sabemos bien: el pan es mucho más que un alimento de base. Para algunos es imprescindible al empezar el día, acompaña nuestras comidas, nos salva cuando el estómago refunfuña y... ¿qué sería de un picnic sin él? Ni que decir tiene, la calidad del pan determina de manera decisiva nuestra calidad de vida.