Pasta: La auténtica cocina de Italia

Pasta: La auténtica cocina de Italia

Cocinar significa innovar y reinventarse cada día, pero todo esto sería imposible sin los conocimientos que la tradición nos aporta.

El chef Sandro aúna el clasicismo y sabor de los primeros platos de Emilia Romaña con la modernidad y sofisticación de la alta cocina.
Schär se ha puesto en sus manos para aprender el antiguo y refinado arte de la pasta al huevo y crear sus propias especialidades de Emilia Romaña.

El antiguo arte de la pasta al huevo

Todo es cuestión de milímetros: cada especialidad de Italia requiere una preparación más o menos fina de la pasta al huevo con el fin de potenciar al máximo el plato y su sabor.

Dependiendo de los platos que se vayan a preparar, la pasta al huevo debe tener un espesor y una elaboración particular: en el caso de la lasaña, debe ser muy fina y porosa, para absorber mejor el relleno y mantenerlo en cada capa. Los movimientos deben ser suaves e intensos al mismo tiempo, para que los dos ingredientes se fusionen a la perfección y la superficie permanezca lisa y uniforme. 

El tiempo justo para cada cosa

Además de la destreza, el éxito de la mejor tradición de Emilia Romaña procede de la paciencia. Tanto para la salsa boloñesa como para el relleno de los tortellini, el ingrediente que no puede faltar es el tiempo.
Con el tiempo justo, las carnes, verduras y especias consiguen liberar toda su esencia y sabor, uniéndose unas con otras para crear un sabor único, sabroso e inigualable.

El placer de la espera

Observar cómo se monta el plato, capa a capa e ingrediente a ingrediente, es algo casi mágico. Pero lo mejor es la espera desde que metemos la receta en el horno hasta que la sacamos convertida en una obra maestra culinaria.