Un nuevo estudio apunta a un tratamiento que podría revertir la celiaquía

Un nuevo estudio apunta a un tratamiento que podría revertir la celiaquía

La Universidad de Northwestern, Chicago (Estados Unidos), presentó en la Semana Europea de Gastroenterología un estudio bastante innovador en el posible tratamiento de la enfermedad celiaca.

El equipo de investigación está trabajando sobre un nuevo tratamiento con una nanopartícula que podría conseguir revertir la celiaquía. Y no solo eso, esta innovadora tecnología también podría aplicarse a otras enfermedades autoinmunes y distintos tipos de alergias.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en introducir en el torrente sanguíneo del paciente una nanopartícula biodegradable que contiene gliadina –el componente principal del gluten-, y enseñar al sistema inmunológico que esta es segura. Es decir, la nanopartícula esconde la gliadina dentro de una coraza protectora para decirle al sistema inmunitario que frene su ataque a la gliadina, logrando así restablecer la respuesta del sistema inmunitario que desencadena la celiaquía.

Al enmascarar el alérgeno, la nanopartícula fluye por el torrente sanguíneo y el sistema inmunitario no se preocupa por ella. Más tarde, un macrófago -célula de gran tamaño que aspira y limpia los restos celulares y patógenos- absorbe la nanopartícula. Esto lograría convencer al sistema inmunológico de que el gluten no es nocivo y conseguiría “apagar” el ataque contra el alérgeno. Y así, el sistema inmunitario vuelve a la normalidad.

Esta sofisticada tecnología, denominada COUR CNP-101, se ha estado desarrollando durante décadas en el laboratorio de Stephen Miller, profesor de Microbiología e Inmunología de la Facultad de Medicina Feinberg en la Universidad de Northwestern.

Los resultados hasta el momento

Article2145_Nuevo_estudio_tratamiento_celiaquia.jpg

Los resultados del estudio corresponden a fase 2. Tras administrar la partícula a pacientes celíacos, una semana más tarde, fueron alimentados con gluten durante 14 días. Comparando las respuestas de estos pacientes con las de aquellos que no recibieron la partícula, los resultados fueron bastante positivos.

Los celíacos que no tuvieron el tratamiento mostraron elevadas respuestas inmunológicas a la gliadina produciéndose daños del intestino delgado. Sin embargo, los pacientes que sí recibieron COUR CNP-101, mostraron un 90% menos de respuesta inmunitaria a la inflamación que produce el gluten. Al parar la respuesta inflamatoria, esta nanopartícula evita las lesiones intestinales características de la enfermedad celíaca.  

No obstante, cabe destacar que los resultados son de fase 2. En este punto del ensayo clínico, se realizan pruebas en un grupo reducido de población para comprobar si el tratamiento es seguro y valorar su eficacia. Posteriormente, se accedería a la fase 3 para probar el tratamiento en una muestra poblacional más grande. Y, por último, podría procederse a tramitar su puesta en funcionamiento.

Todo avance requiere su tiempo. ¡Lo importante es que la ciencia nunca para! Desde Schär, seguiremos informándoos de futuras novedades en el estudio de los trastornos relacionados con el gluten.