Misión entretenimiento: cómo comportarse en las fiestas

Misión entretenimiento: cómo comportarse en las fiestas

¡Feliz cumpleaños sin gluten!

Las fiestas de cumpleaños son eventos alegres y divertidos para todos, pero tras los juegos, las risas, las fotos y el baile llega un momento en que los niños celíacos pueden perder la sonrisa. Es el momento de comer, cuando los niños que sufren celiaquía pueden sentirse discriminados e incluso verse obligados a irse o no comer porque en la mesa no hay alimentos sin gluten para ellos. No se puede culpar a la familia de quien organiza el cumpleaños, ya que la enfermedad celíaca sigue siendo una afección cuya gravedad ignora mucha gente, aunque no se necesita mucho para que todo el mundo viva el espíritu de la fiesta.

¡Feliz cumpleaños para mí!

Si es tu cumpleaños, no hay problema. Seguramente tu madre sirva una tarta exquisita y montones de dulces sin gluten para tus invitados y para ti.

La caja del invitado

Article200125_Geburtstag Kuchen Party Fest Kinder.jpg

Si te invitan amigos, lo más fácil es que lleves de casa una tarta o galletas sin gluten, o cualquier otra cosa que quieras sin gluten. Pídele a tu madre que compre una caja bonita para llevar ahí los dulces en ocasiones especiales y evitar que se te caigan o para proteger tu tarta y evitar que se aplaste o se estropee. Sin embargo, tendrás que tener cuidado de no usar por descuido el plato o el tenedor de ningún amigo, ya que incluso los restos de comida que contengan gluten te pueden hacer sentir mal.

Y si a la hora de comer alguien, intrigado por esa caja, se acerca y pregunta qué contiene, explícale que es comida sin gluten, que es tan buena como la otra pero que no te hará sentir mal después de comerla.

O, si lo prefieres, inventa una historia fantástica ambientada en el Planeta Sin Gluten.

Menú totalmente sin gluten

Article200125_Geburtstag Kuchen Party Fest.jpg

Con un poco de atención y una pizca de sensibilidad podrás organizar una gran comida que satisfaga a todos, incluso a los niños con problemas para digerir el gluten.

La solución ideal sería elaborar un menú totalmente sin gluten, pues sería menos estresante que separar platos y alimentos para evitar la contaminación entre productos con gluten y sin gluten. Es una tarea nueva y por tanto más complicada y arriesgada: recuerda que los celíacos, además de no poder ingerir alimentos que contengan gluten, no pueden meterse en la boca utensilios que hayan estado en contacto con productos que contengan gluten (es decir, comer con cubiertos o en un plato contaminados con gluten) para evitar la contaminación cruzada.

No hay que informar a los invitados de que los productos son sin gluten, aunque es aconsejable informar a los niños celíacos de que pueden comer de todo con total tranquilidad sin preocuparse por nada, porque ningún alimento les hará sentirse mal.

Menú mixto

Article200125_Tischkarte mit Herz_ES.jpg

Si, en vez de eso, quieres ofrecer un menú mixto con alimentos sin gluten y alimentos preparados con gluten, tienes que asegurarte de que los productos sin gluten no se contaminen por los productos con gluten. ¿Cómo hacerlo?

  • Primero, antes de la fiesta, pide a los invitados celíacos o a sus padres (en caso de niños muy pequeños) consejos, información y tal vez que te digan lo que les gusta, para saber así exactamente qué ofrecer y evitar comprar comida o preparar platos que no vayan a tocar.
  • Dispón una mesa diferente para los platos sin gluten o delimita la parte de la mesa reservada a los productos sin gluten, asegurándote de que sólo los celíacos están en esa área. Recuerda que todo el mundo querrá probar productos sin gluten, incluso si se han preparado para una sola persona; pasa sobre todo con los niños que sienten curiosidad y quieren probar lo que puede comer un celíaco. Por ello, prepara raciones abundantes de productos sin gluten.
  • Etiqueta los productos sin gluten y colócalos en bandejas, platos y más, de modo que sean perfectamente visibles. Por ejemplo, puedes elegir colores diferente so usar etiquetas.
  • Pide que no se contamine el área que contiene los productos sin gluten. Debería bastar con un pequeño cartel de aviso que diga algo como: «Zona sin gluten. Por favor, no colocar aquí platos, cubiertos o bandejas de otras mesas».
  • Asegúrate de que se respeta la prohibición. Es una tarea difícil, pero no imposible, y siempre habrá que vigilar, especialmente con niños. Quizá debas pedir ayuda a otro adulto (los padres de niños celíacos tienen mucho entrenamiento y podrán ayudarte más que otros).
  • Si al final de la fiesta hay una piñata que contenga golosinas u otras cosas, asegúrate de que las que sean para los invitados celíacos no tengan gluten.